jueves, 9 de mayo de 2013

Dejemos de interpretar y comencemos a transformar

"Los filósofos se han limitado a interpretar el mundo de distintos modos; de lo que se trata es de transformarlo". Karl Marx

Me parece de gran interés realizar una reflexión sobre dicha cita anunciada por Karl Marx, pues como todos sabemos, el ser humano ha definido y descifrado nuestro papel en el mundo a lo largo de la historia, evolucionando a la vez que lo ha hecho la sociedad y adaptándonos a dicho progreso, pero... ¿alguno de vosotros se ha planteado por qué nos acomodamos a dicho avance, viendo e interpretando el mundo, y no tratamos de cambiarlo? ¿Por qué aún sabiendo y criticando algunas perspectivas no actuamos? ¡Dejemos de proponer cambios y tratemos de ponerlos en marcha! 

Hemos aportado ideas, hemos propuesto modificaciones porque sabíamos lo que estaba ocurriendo pero no hemos llegado a modificarlo, no hemos planteado un cambio en el origen de todo: LA EDUCACIÓN.

Karl Marx y el pensamiento que nace con el socialismo, coincidieron en un mismo objetivo: "Si quieres resultados distintos, no hagas lo mismo de siempre". A esto se refiere el autor con su frase, pero a continuación voy a especificar e incidir en el tema a través de un análisis más profundo.

La llegada de la Escuela Nueva, puso al alumnado en una situación real, de manera que dejaron atrás los modelos de la escuela tradicional en los que el alumno era un recipiente vacío que debía llenarse de contenidos insignificantes. De esta manera, tanto Freinet como Makarenko, dieron un giro significativo a la aplicación de la enseñanza. Ahora el centro de atención era la actividad y la preparación para una vida en sociedad regida por el trabajo. De esta manera, pueden identificarse con algunos de los principios de la pedagogía de inspiración marxista fomentando los entornos de aprendizaje y la participación activa, por ejemplo las situaciones expresivas, la comunicación, la creatividad, el tanteo experimental, el aprendizaje cooperativo y participativo, entre otras. Principios fundamentales que debemos tener hoy en día presentes en nuestra docencia para que nuestros alumnos gocen de un eficaz desarrollo de habilidades y estrategias.


Célestin Freinet
Antón Semiónovich Makarenko












Por último, no puedo evitar añadir que de algún modo nuestro sistema educativo se halla aún sumergido en ese antiguo modelo de escuela, incluso poniendo a prueba los propios conocimientos de los alumnos con actividades y ejercicios que poco o nada tienen que ver con problemas reales. El planteamiento de cambio que surgió a raíz de la concepción socialista del mundo fue todo un acierto, pero ha de ser modificada a las necesidades del mundo actual para que sea efectiva. ¡Pongámonos manos a la obra!

Interpretar y darse cuenta de las cosas escondidas del mundo es uno de los trabajos de los filósofos, pero desgraciadamente en sus manos no está el poder de transformar, porque el poder de cambio e innovación está en cada uno de nosotros, en nuestra conciencia y en nuestra aptitud sobre cómo cambiar las relaciones entre ciencia-tecnología-sociedad y mover el mundo y la educación para que sean eficaces en nuestro alumnado. El poder es la fuerza que llevamos dentro y la unión es nuestro escudo, a si que unámonos y hagamos algo por nuestro mundo, colaboremos, cooperemos juntos, aún hay tiempo. Disfrutemos haciendo un mundo mejor para todos, porque nos lo merecemos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nombre:

Email:

Sitio web:

Tu comentario: